tumbabatman

Cuando tus superhéroes se derrumban.

No, no me refiero a los Niños Héroes, ni a Santa, los Reyes Magos, Superman, Batman… Me refiero a esas personas que son parte de nuestra vida y que a veces etiquetamos como héroes. Nuestros padres, algún familiar, un amigo, nuestra pareja, personas que admiramos y que vemos como nuestro ejemplo a seguir.

Pero ¿Qué pasa cuando esa persona a la que tanto admiras de pronto hace algo que lo tira del pedestal en que lo tenías? ¿Qué pasa cuando tus héroes envejecen y ya no los ves con la misma lozanía de antes? Es difícil, ¿No?

¿Qué se hace en esos casos? Nos pesa darnos cuenta de que son humanos, que son vulnerables y que pueden cometer los mismos errores que nosotros. A veces somos tan duros y los juzgamos terriblemente porque nos cuesta creer que nuestro héroe cayó.

Pero no sólo es difícil admirar a alguien y que se te caiga del pedestal. También lo es el estar del otro lado, el ser la persona admirada y saber que otros esperan demasiado de ti y sentir esa presión de que no debes equivocarte porque no quieres defraudar a esa gente que te ve como su héroe.

Yo ya he estado en ambas situaciones, he admirado a alguien, tanto que cuando lo vi caer, mi mundo se derrumbó, cuando me vi más fuerte que él, cuando vi su vulnerabilidad y noté que éramos iguales porque podíamos cometer los mismos errores,  tuve un shock terrible que desencadeno que tuviera que alejarme por completo de esa persona. Y por el otro lado, el saber que para alguien más yo soy ese héroe (heroína) me obligó a ser fuerte cuando atravesaba por una de las situaciones más difíciles de mi vida y tuve que aguantarme el llanto y la desesperación con tal de que esa persona no me viera derrotada para que no se desepcionara de mi.

No sé si hice bien o mal; lo cierto es que no me arrepiento de nada, ni de haberme alejado de mi héroe tras saber que perdió su capa, ni de haber tenido que ocultar mis debilidades para no dejar de ser yo el héroe (heroína) de alguien más.

Tener el título de “héroe” es muy importante, si se lo asignas a alguien fíjate bien a quién se lo das y si alguien más te lo asigna a ti entonces debes ser responsable porque esa persona te ve como su ejemplo a seguir, tienes una vida en tus manos, aparte de la tuya, así que debes ser cuidadoso y dar lo mejor de ti.

La vida sin estos héroes de la vida real, no sería la misma, así que le doy un aplauso a todos los héroes de cada uno de ustedes y a los que tuve alguna vez.