harryPotter

El final de Harry Potter

Finalmente tras la larga espera, ayer tuve tiempo de lanzarme al cine a ver Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 2. (¿Así o más largo el nombre?)

No me considero fan de Harry Potter y confieso que me negué rotundamente a leer los libros y a ver las películas durante largos años, hasta que un amigo me llevó casi arrastrando al cine a ver la 5a o 6a película y desde ahí decidí ver las siguientes.

No conozco  la historia tan detalladamente, no me he puesto a ver con tranquilidad las primeras películas ni he leído los libros. Digamos que me sé la mitad, pero con lo poco que la conozco puedo decir que me gustó mucho y que J K Rowling en verdad tiene una gran imaginación.

Pienso que es una película que pasará a la historia, es decir, será recordada por muchos años, principalmente por la cantidad de seguidores que tiene.

Recuerdo que la primera vez que supe de Harry Potter, fue cuando compraba mis libros para mi último año de preparatoria. Fui a “La casa del libro” y estaba el primero de los libros de Potter a la venta cerca de las cajas para pagar. Me llamó la atención, especialmente porque estaba en inglés y en ese tiempo acostumbraba leer libros en ese idioma, pero desafortunadamente mi mamá sólo llevaba el dinero exacto para mis libros de la escuela, así que no lo compré.

Al entrar a mi último año de prepa, en la clase de inglés, al grupo de avanzados les dejaron de tarea leer precisamente ese libro. Varios de mis compañeros lo traían y comenzaban a hablar del tema. Yo, como siempre con mis rarezas, al ver que el libro era popular me rehusé a leerlo (suelo rechazar las cosas populares).

Y así pasaron los años, siguieron saliendo los demás libros, después las películas; incluso en la universidad me tocó analizar la historia de cómo J K Rowling logró que le publicaran su primer libro. Sí me llamaba la atención cuando empecé a leer sobre los personajes pero me seguí rehusando a involucrarme en el tema.

Al final como ya dije, un amigo me orilló a ver una de las películas y a partir de ahí comencé a seguir la historia.

Lo que me asombra es cómo pudo lograr captar el interés de su target durante 10 años. Sus fans se emocionan cuando ven las películas; rien, lloran, aplauden y gritan, van al cine disfrazados de Harry, con capa, con varita; etc. Los cines estaban a reventar en su primera semana, al grado de que preferí ir después en lugar de tener que esperar una hora formada antes de la función para poder ganar un buen lugar en la sala.

No sé ustedes, pero creo que aunque no les guste la historia o no les llame la atención, por mera cultura general deberíamos informarnos sobre el tema, así que un día de estos haré en casa un Maratón de Harry Potter y ya les contaré qué tal me fue… Si supero la prueba de aguantar todas las películas, tal vez termine leyendo también los libros.