image_1165_1_94280

Tener una empresa de Categoría Mundial

Quiero compartir con ustedes algo que leí, ojalá se les quede aunque sea un poquito de ésto y no se quede en el olvido como un post más de los tantos que deben haber leído en sus vidas.

Hace poco estaba leyendo un libro  del eMyth que se llama “Las 7 disciplinas esenciales para crear una empresa competitiva” y llegué al  punto que dice que para que una empresa sea exitosa debemos hacer cosas que tengan “calidad mundial” eso da como resultado una empresa de “categoría mundial”.

Supongo que actualmente les dicen a sus amigos “Yo trabajo en ______…” o “Yo trabajo en una empresa que hace…blablabla”… Ajá ¿Y???? Seguramente sus amigos dicen “Ah…chido, ni siquiera la conozco”.

Si trabajan en una empresa pequeña pero con el sueño de que crezca y tenga renombre, deberías preguntarte “¿Estamos trabajando para ello? ¿ Nos estamos esforzando por dar el brinco para ser una empresa de “categoría mundial?” Si no es así entonces haz algo, porque todos los que forman parte de esa empresa necesitan poner de su parte.

Sólo hay una regla básica para ser una empresa de categoría mundial. ¿Saben cuál es?

”Todo lo que hagas debe ser de calidad mundial”

Sí, ya lo he mencionado en algún otro post, siempre dale un plus al cliente, piensa si eso es lo mejor que podrías entregar y si no lo es repítelo; nunca va a ser suficiente.

Por favor hagamos cosas que tengan categoría mundial, todo, desde el más insignificante banner hasta la campaña más fregona del mundo. Porque eso nos hará crecer como personas, a la empresa y también al país.

¿Has analizado los últimos proyectos que has hecho? ¿En verdad están a la altura o son cosas mediocres? Hay que poner atención al detalle y si tú lo estás haciendo bien pero tu compañero no, entonces hazle saber su error para que él también empiece a hacer cosas con “calidad mundial”.

No le falles a un cliente chiquito porque seguramente algún día le fallarás también al cliente grande.  Sí, al cliente chico le vamos a dedicar menos tiempo y al grande le vamos a dedicar más, pero tiempo y calidad son dos cosas distintas, no por dedicarle menos tiempo a un cliente le voy a hacer algo de pésima calidad.

Sorpréndanse a ustedes mismos haciendo cosas pro (profesionales).

¿Ustedes admiran a sus compañeros de trabajo? Admiren a los demás y gánense la admiración de todos ellos porque así todos van a crecer y a dar lo mejor de sí.

Se los dejo de tarea. ¡Hagamos mejores cosas! Logren que sus empresas se conviertan en “una empresa de categoría mundial”.