Acerca de

Hola, gracias por entrar a esta sección para conocer acerca de la autora de este blog. Mi nombre es Rocío y nací en los 80’s así que con eso más o menos puedes calcular mi edad.

Estudié Ciencias de la Comunicación en Unitec, me gradué haciendo una especialización en E-commerce y Marketing Digital y años más tarde estudié una maestría en Dirección de Proyectos.

Estudio japonés y música, pero no he sido constante en ello, aunque he mejorado bastante.

Desde que concluí la licenciatura me dediqué al Marketing Digital, cuando ni siquiera era tan conocido ese concepto. Las agencias de aquel entonces estaban enfocadas al marketing tradicional (como se le llamaba en ese tiempo), es decir, hacían radio, televisión, impresos… lo digital era un terreno tan nuevo que no lo entendían ni las agencias ni los clientes.

Mis primeras campañas de social media fueron en Hi5 y MySpace ¿Te acuerdas de esas redes sociales? Y desde ahí no he parado… mi trabajo es parte de mi vida, pero hablando de ella ¿qué crees? TENGO UNA VIDA.

Muchas personas que trabajan en agencias no tienen una vida, porque sus horarios de trabajo son muy matados, tienen una hora fija para entrar pero nunca hay una hora exacta para salir. Si estás en un caso así no me dejarás mentir que a veces hasta has tenido que dormir en la agencia.

Cuando tuve mi primer trabajo, recuerdo que claramente me dije “yo quiero un trabajo para vivir, no quiero vivir para trabajar” y vaya que lo he logrado, sin embargo a pesar de que no vivo para trabajar, toda mi vida está ligada a lo que hago. Llegar a este punto no fue fácil… yo también fui parte de una de esas agencias en las que no había hora de salida, cruzaba media ciudad para llegar, salía a las 11 pm y aún llegaba a trabajar algunas noches y madrugadas. Esa experiencia me dejó mucho aprendizaje pero también 15 kilos de más y varios problemas de salud. Lo bueno es que retomé el camino y hoy soy muy feliz en mi trabajo actual, al grado de que como te decía, vivo lo que hago.

Es curioso ¿sabes? Un día puedo tener asignado un cliente que vende planes alimenticios y entiendo perfecto lo que quiere vender y al tipo de persona a la que quiere llegarle porque yo misma viví un proceso así de llevar un plan alimenticio para poder bajar 15 kilos. Otro día puedo tener un cliente que vende ortodoncia y sé perfecto las fibras que mueven a aquellos que tienen los dientes desalineados y que temen sonreír porque yo pasé por eso y porque usé brackets. Es más, un día tuve que hacer una campaña para un producto que ayuda a tratar la “hiperhidrosis” y casualmente padezco esa enfermedad. Es como si siempre llegaran a mí, clientes que tienen algo que ver con algo que ya viví, estoy viviendo o voy a vivir.

Eso es algo que me emociona muchísimo, el ver cómo mi vida se interconecta con cada cosa que hago, puede sonar presuntuoso, pero no te lo platico con el afán de presumir, sino por el contrario, es para que sepas que la frase que dicen por ahí “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida” es cierta. Es por ello que en este blog encontrarás información que está relacionada con mí día a día interconectando lo laboral con lo personal.

Aunque soy feliz, no todo es miel sobre hojuelas, algunas historias relatarán seguramente algunas de mis frustraciones, enojos o quizá inconformidades y quizá tú estés pasando por algunas similares, así que será bueno leer tu opinión, sin embargo recuerda que aquí platico lo que a mí me ha tocado vivir y con base en eso se han ido formando mi criterio, mis opiniones, mis ideas, etc… podemos no coincidir y si ese es el caso créeme que respetaré lo que pienses pero pido el mismo respeto de regreso, por favor.

Ahora que ya sabes quién soy y de qué trata este blog, te invito a que leas algunas de sus entradas.

 

nerito