El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre

Este pequeño texto es una obra de Federico Engels (1876) en la que se examinan las leyes sociales que determinan la aparición del hombre por consiguiente de la  sociedad humana.

Ayudado por biología,  la paleontología y la antropología, Engels muestra que en el proceso de la evolución biológica se crean premisas para pasar al trabajo (posición erecta, liberación de las extremidades anteriores al caminar, alto desarrollo de la psique de los monos antropomorfos antecesores del hombre). El trabajo adquiere rasgos de actividad específicamente humana cuando se empiezan a preparar instrumentos; ello conduce al nacimiento del lenguaje y del pensamiento, los cuales se desarrollan a medida que se van estableciendo las formas sociales de vida. El hombre subordina las fuerzas de la naturaleza. No sólo se aprovecha de ella como consumidor,  sino que la obliga a servir a fines que ha señalado de antemano. El trabajo, el lenguaje, el pensamiento y la organización corporal del hombre se influyen mutuamente en el proceso de la formación del mismo. 

Cabe mencionar que el presente artículo fue ideado inicialmente como introducción a un trabajo más extenso denominado “Tres formas fundamentales de esclavización”. Pero, visto que el propósito no se cumplía, Engels acabó por dar a la introducción el título “El papel del trabajo en el proceso de transformación del mono en hombre.”