fraude1

Fraudes telefónicos. No se dejen engañar.

Como siempre a mi me persiguen los telefonistas de bancos, empresas de telefonía y ahora hasta personas que hacen fraudes. ¡Qué suerte la mía! Pero les comparto la historia para que no caigan en lo mismo.

 

Resulta que tengo algunas tarjetas de crédito con Banamex, así que este castroso banco me llama como 2 veces a la semana para ofrecerme más tarjetas o créditos y estoy tan cansada de ellos que suelo no contestar. Pero un día, aproximadamente en octubre de este año, empezó a llamar a mi oficina una tal Viridiana Padilla González, diciendo que trabajaba en Banamex y que me hablaba para verificar unos cargos no reconocidos en mi tarjeta. Cabe destacar que previamente ese mismo día ya había llamado a mi casa.

 

El argumento de “es para ver cargos no reconocidos” hizo que le tomara la llamada en la oficina. Afortunadamente justo esa mañana acababa de revisar mis estados de cuenta en línea y no había nada que yo no reconociera, así que la escuché pero ya con la idea de “esto me suena sospechoso”.

 

Ella tenía los últimos 4 dígitos de mi tarjeta de crédito, así que dijo, algo así como: “Le llamo porque en su tarjeta terminación tal, se le acaba de hacer un cargo de un seguro y queremos saber si usted lo autorizó”. He tenido tantas peleas con Banamex por el cargo de seguros que no solicité que en seguida empecé a molestarme y le dije “no, obviamente yo no lo autoricé y pido que no me lo carguen” entonces con su tono dizque muy amable dijo “sentimos el inconveniente, le vamos a cancelar el cargo y le vamos a poner a su tarjeta un blindaje especial para que no le vuelvan a cargar seguros sin su consentimiento, para eso necesito que me dé los datos de la tarjeta que quiere blindar”.

 

Aquí la mujer empezó a pedir todos los datos de la tarjeta de crédito, incluso el dígito verificador, con el que le das autoridad de que te hagan cargos a tu tarjeta, así que por lo que más quieran, “NO DEN SUS DATOS”.

 

Aparte de que ya me sonaba sospechoso, suelo no cargar las tarjetas de crédito conmigo, así que le dije que no tenía la tarjeta en mi poder como para darle esos datos y quedó en llamar al día siguiente para terminar el trámite. Como ya estaba molesta, le reclamé por haberme cargado un seguro que no contraté y me dijo una cosa bastante estúpida “Es que usted ya tiene más de un año siendo cliente y en la cláusula 4 de su contrato, dice que a partir de ese tiempo se le pueden hacer cargos de servicios como seguros, que el banco le otorga como un premio”.

Eso sonada todavía más sospechoso e ilógico. ¡Imagínense que un banco “te premie” por tener más de un año, “cargándote un seguro que tienes que pagar”!. O sea si fuera un premio sería gratis.

 

Ese mismo día me informaron en casa que la mujer llamó, en un tono exagerado de “es urgente localizarla porque tiene cargos no reconocidos en su tarjeta” con la finalidad de que le dieran otro número al que me pudiera llamar. Mi familia entró un poco en pánico, por el tono de la mujer, pero les dije que no se preocuparan y que no le dieran más información.

 

Al día siguiente, tal y como quedó, llamó de nuevo a mi oficina para que le diera los datos de mi tarjeta pero no le tomé la llamada. Intentó varias veces esa semana y siempre llamando con una voz alterada y en tono de urgencia, para que quien contestara se sienta como con la obligación de decir, “ok, esto se escucha muy importante, mejor le digo dónde la puede localizar”.

 

Di instrucciones de que no me pasaran las llamadas de esta mujer, a la par que me puse en contacto con Banamex, para verificar el estatus de mi tarjeta y saber si me habían cargado nuevamente algún seguro no autorizado por mi. La gente de Banamex en efecto me confirmó que no tenía cargos en mi tarjeta ni seguros, ni nada y les comenté de la mujer que me ha estado llamando, la cuál por cierto, me dijo que era para un seguro de Metlife. Al decirle esto al ejecutivo de Banamex, me dijo que ellos no manejan directamente seguros Metlife y que la persona que me estaba llamando no trabaja en Banamex.

 

Una vez confirmadas mis sospechas de que esa mujer quería hacerme fraude, di instrucciones de que me pasaran la llamada la próxima vez que marcara, para decirle que ya la había investigado y que sabía perfectamente que se dedicaban a fraudes, pero pareciera que ella me hubiera leído la mente y que sabía que le iba a gritar porque dejó de marcar.

 

Me olvidé del asunto, hasta que ¡Qué creen! Hoy, 26 de diciembre, volvió a llamar a mi oficina, con el mismo tono de urgencia “es que tengo que localizarla porque tiene unos cargos no reconocidos en su tarjeta”. Pedí que me la comunicaran y al contestar le pregunté su nombre. Nuevamente dijo que era Viridiana Padilla González y en seguida le dije “Ah sí, ya había hablado antes con usted ¿qué no le da pena estar haciendo este tipo de fraudes?” Acto seguido me colgó.

 

No sé si ya me libré de ella o no, pero se los cuento para que no caigan en este tipo de situaciones. Ya en una ocasión caí en una, así que no me la vuelven a hacer.

 

La ocasión anterior, ya tiene como 3 años, les cuento.

 

Esa vez me llamaron, diciéndome que eran de Bancomer y que hablaban para ofrecerme una promoción de “no pagar anualidad” en mi tarjeta terminación tal. O sea, de nuevo tenían la terminación de mi tarjeta. A la par, Banamex estaba anunciando fuertemente su promoción de “Empaquetamiento” en donde en ese tiempo, no pagabas anualidad si te suscribías al programa y justo acababa de empaquetar un par de tarjetas, por lo que pensé “¡Claro, como Banamex lo hace, ahora Bancomer lo quiere hacer!”

 

Y bueno, mis estimados, caí en la trampa. Le dije “ah, ok, sí quiero la promoción de no pagar anualidad” entonces me pidieron todos los datos de mi tarjeta, incluyendo el dígito verificador. De hecho le dije “pero ese dato no debería dárselo” y me negué, pero insistió varias veces diciendo que era necesario para poder entrar en la promoción y que era el último día que la ofrecían, así que se lo dí y bueno a partir de ese momento, me empezaron a cargar “Seguros Banamex” a mi tarjeta “Bancomer“. Para cancelarlo fue un lío que me tomó casi 3 meses, mismos en los que tuve que pagar los cargos.

 

Así que dicho lo cual, no se dejen engañar por favor, no podemos seguir permitiendo que estas personas nos vean la cara. Les doy algunos consejos de cosas que pueden hacer cuando reciban una llamada así:

 

1.- IDENTIFIQUEN EL NÚMERO del que les están llamando, para poder denunciarlo. (en mi caso no puedo porque entran al conmutador de la oficina y no hay forma, si no, ya lo habría denunciado).

 

2.- SIEMPRE Tomen nota de la persona que les llama. Sea fraude o no, anoten. A veces nos dicen, “soy fulano de tal” y sólo decimos “ah sí, ajá” pero no procesamos siquiera el nombre y créanme, algún día van a necesitarlo.

 

3.- NO DEJEN QUE LOS PRESIONEN Si les dicen cosas como “es que tiene que tomar hoy la decisión”, “tiene que decir que sí hoy, porque es el único día que ofrecemos esto”, “tiene que decirme ya antes de que se le generen más cargos” por favor mantengan la calma y digan que necesitan tiempo para decidir y que en todo caso si es el único día de la promoción, prefieren no tomarla. De inmediato estos tipos buscarán la forma de decir cosas como “bueno le vamos a extender la promo hasta mañana y nosotros le llamaremos de nuevo”.

 

4.- NUNCA DEN SUS DATOS especialmente el dígito verificador de la tarjeta.

 

5.- VERIFIQUEN CON SU BANCO si tienen la duda de que la información que les dieron pueda ser cierta, llamen directamente a su banco y verifiquen la información, por ejemplo, en el caso que les conté de la anualidad, pude haber llamado a Bancomer y preguntarles si ellos tenían esa promoción porque alguien me había llamado para ofrecerla.

 

Espero que les sirvan estos tips, tengan mucho cuidado y por favor difundan la información para que no le pase a otras personas.

 



  • Anónimo

    Mucha de la información confidencial del usuario está en manos de los ejecutivos, gerentes de bancos conocidos como funcionarios, Los datos de tarjeta ellos lo tienen, así como el NIP por ello se sugiere hacer el cambio de NIP inmediatamente si no se hizo al principio ellos son los únicos responsables.

    Si ellos poseen esta información con una llamadas y un simple si pueden manejar tu tarjeta a su antojo sin consentimiento de uno.

    Este problema se ha ido agravando con el paso del tiempo mi mejor consejo es el siguiente:

    -Nunca facilites tu NIP de tu tarjeta con ejecutivos de banco ó gerente, persona interna.
    -De preferencia nunca mostrar tu tarjeta pueden clonarla ellos tienen tus datos, presentar un ife es menos riesgoso.
    -Si hacen llamadas telefónicas por parte de ellos nunca facilitar datos confidenciales ni confirmes recordar que con un con NIP, Número de tarjeta pueden hacer lo que ellos quieren sin dejar rastro se desblindan de responsabiliades.
    -Si envían correos marcarlos como spam nunca se debe abrir el enlace, por seguridad está muy de moda los correos y mensajes de texto para actuar en contra del usuario.
    -Si notifican en móvil un mensaje x donde hace dudar de su veracidad no se debe responder, se sugiere presentarse en el banco que le corresponde donde se hace la aclaracion.

    Y como nota adicional si se puede grabar la conversación mejor en caso de que ellos no se hagan responsables la evidencia es lo que importa.

    Los bancos deben brindar seguridad en sus clientes algo que no han hecho, han actuado en contra de sus clientes infunden inseguridad, desconfianza por un trabajador interno.

    Saludos