La política del miedo.

Existen cuatro factores que modifican nuestro entorno: el económico, el político, el social y el ecológico y en el libro “La Política del Miedo”  es fácil corroborar esto pues nos permite percibir cómo los países actúan con base en sus intereses; especialmente hace énfasis a EU. y a su famoso ataque terrorista de las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001, donde ciertas pistas de los sucedido nos permiten indagar más allá de lo que a simple vista se ve o de lo que nos dijeron los medios de comunicación, para conocer la verdad y no seguir creyendo que realmente los de Medio Oriente son los culpables y los estadounidenses lo mártires, pues según todo fue una cruel artimaña para reactivar la economía por parte del país dominante que en este caso es EU.

 

“Para el 2015 el sistema internacional se encontrará encabezado por siete factores primordiales: 1)la demografía; 2)la lucha por los recursos naturales; 3)el desarrollo científico y tecnológico; 4)la economía global y globalización; 5)la política nacional e internacional; 6)los conflictos a futuro y 7)el papel de los EU” es uno de los supuestos del libro que nuevamente nos deja muy en claro que EU siempre está metiéndose en donde no le llaman porque quiere proteger sus intereses.

 

Es preocupante que el mundo esté así como está, por un lado el avance de la tecnología ha permitido que se incremente la esperanza de vida y se disminuya el índice de mortalidad, sin embargo sería bueno hacer un análisis general de lo que nos ocasiona esto, y ése precisamente es uno de los factores que se esperan atender; la demografía, porque los avances tecnológicos y en medicina están logrando acrecentar a la población y mientras seamos más, con mayor rapidez vamos a terminar de destruir lo poco que queda de recursos naturales y es cuando comienza la lucha entre países por conseguirlos porque el más fuerte ya no va a ser el más rico sino el que posea más recursos naturales y mayor cantidad de energéticos y una vez más en todo esto uno de los principales participantes es EU, quien desde ya, está tratando de apoderarse de los energéticos de otros países.

 

Es cierto que actualmente EU es el país más poderoso del mundo, pero yo creo que no va a ser así para toda la vida, de hecho se espera que para años futuros sean otros países los que se coloquen en el lugar número uno, como Japón,  es por eso que EU está preocupado por apoderarse lo más pronto posible de reservas naturales, energéticos y agua, porque esto le garantizará un mayor periodo de vida como nación poderosa.

 

El libro toca temas interesantes, sin embargo lo de las torres gemelas ya es un tema muy gastado aunque a pesar de todo siempre se saben cosas nuevas respecto al mismo, sin embargo el hecho de escuchar o leer siempre lo mismo hace que se convierta el tema en algo tedioso. De modo que la parte del libro que más me gustó es la que se refiere al porvenir (Mirada hacia el futuro) y yo creo que como nuestra materia se llama “Prospectiva” nos interesa más eso que lo que ya pasó, aunque no deja de ser importante porque para todo se necesita un referente. Me parece muy buen trabajo de prospectar lo que sucederá en unos 10 años aproximadamente y volvemos a lo mismo de que los energéticos se están agotando, los recursos naturales también y sobre todo el agua, las cifras que nos presenta la autora en el libro nos dan una clara idea de cómo los países se van a quedar sin agua y eso se convierte en un tema más para la lucha donde todos van a querer hacerse del líquido vital.

 

También nos muestra cifras del crecimiento demográfico y de que ciertos países aumentan más rápido de población y no es por ser cruel pero cuando alguien tiene que morir pues sería mejor dejar que lo haga, porque actualmente la tecnología y avances en la medicina salvan a cualquiera de las enfermedades más extrañas que puedan existir (siempre y cuando se cuente con el dinero suficiente para pagar un tratamiento u operación) y se está alterando el ciclo de la vida, de hecho el hombre se ha encargado de alterar todos los ciclos que la naturaleza tenía; altera el ciclo del agua con su excesiva contaminación provocando lluvia ácida, altera el ciclo de la cadena alimenticia al matar animales que otros seres vivos necesitan para su superviviencia; entre otros.

 

No sería raro que en una cuantas décadas o tal vez menos nos ocurriera lo que en la película “El día después de mañana” porque si los gobernantes de los países siguen con ese egoísmo de conseguir todo para sí mismos y no para la humanidad entera estamos perdidos, porque la vida en este mundo es como un trabajo en equipo, todos necesitamos de todos, y deberíamos aprender a convivir para beneficio colectivo, sin embargo dudo que esto suceda.  Porque ¿qué pasa en la actualidad? EU se encarga de abastecerse de energéticos de México, Venezuela, Colombia y Brasil, y estos países ¿qué obtienen?. Estoy de acuerdo que reciben un pago por el petróleo pero, eso no los hace más ricos, al contrario, en mi opinión sabiendo que se vana  escasear los recursos, para mí tiene más valor que el dinero mismo, porque de nada sirve tener todos los dólares del mundo si las cosas que necesitamos para subsistir ya no existen y ya no se pueden conseguir ni aunque diéramos todo el dinero del mundo.

 

Yo creo que hay que hacer más conciencia en la gente, y tal vez eso nos toque a nosotros como comunicólogos, trasmitir el mensaje y decirle al mundo que se necesita un cambio en la humanidad entera para preservar la especie o terminaremos matándonos unos a otros por una gota de agua a menos que con el paso de cientos de años evolucionáramos a ser entes con necesidades diferentes a las actuales donde en lugar de beber agua para sobrevivir tuviéramos que consumir algún otro producto inventado por la creciente tecnología y terminemos habitando en un mundo de ciencia ficción que vemos en las películas o leemos en los libros y que se nos hacen poco creíbles, tendríamos que emigrar a otro planeta porque el nuestro se va a sobre poblar y tendrían que ocurrir millones de cambios e nuestra sociedad, es muy aventurado imaginar todo eso pero yo creo que sí puede suceder, aunque eso no significa que sea lo mejor para todos.